Cumplimos 7 años, Gracias a vos!!

Revista: NEUROFELICIDAD - Creciendo como Seres Humanos y Aprendiendo a Ser  Felices

Premio en Comunicación - Federación para la Paz Universal (UPF Argentina) - Ecosoc ONU

http://www.e-neurocapitalhumano.org/imagenes/nch-global.jpg

Misión - Quienes Somos - Qué hacemos - Contacto

EL TELETRABAJO FELIZ

* Por Sonia Boiarov

"Ganarás el pan con el sudor de tu frente", este mandato bíblico ha separado el placer del trabajo. Sin ir más lejos, aquel que disfruta de lo que hace, a los ojos de los demás, no puede estar trabajando. ¿Donde está la cuota de sacrificio que implica ser un trabajador?

Así como estaba separado el lugar para el trabajo, para el deber... también estaba en otro lado el lugar para el placer. El placer puede tener lugar fuera del horario de la oficina, relegado muchas veces al fin de semana. Difícilmente, placer y deber, pudieran ir de la mano, juntos.

Pensadores actuales recomiendan dedicar más tiempo al placer y menos al deber. Este pensamiento sin duda se encuentra influenciado por las categorías “Placer” y “Deber” de la sociedad industrial, donde lograr el equilibrio parecía una gran metáfora, un gran desafío, difícil de alcanzar.

El teletrabajo no divide el trabajo, de la vida. Por lo tanto, placer y deber deben ir juntos. Se puede realizar una tarea, creativa, constructiva con responsabilidad social y disfrutar de ella!
Las actividades que he desarrollado con Naum a partir de la fundación del Centro de Teletrabajo y Teleformación de la Facultad de Ciencias Sociales y por más de diez años, me permiten afirmar que esto es posible. El trabajo verdadero no hay porque sufrirlo, si no todo lo contrario. Viajar, conversar, planificar, trabajar, soñar, nos hacen reconocer lo importante que es trabajar en lo que a uno le gusta!
El desarrollo tecnológico nos permite inferir que la sociedad puede alcanzar esas metas de trabajar a gusto, de producir sin alienación. Especialmente de las alienaciones que se producen por ser separados de la propiedad del producto, por la monotonía y por no ver los productos terminado. Cuando nuestro trabajo se basa en el conocimiento, estas alienaciones históricas se ven disminuidas. El conocimiento es nuestro, las tareas creativas difícilmente son rutinarias y podemos ver los resultados de ese conocimiento aplicado. De esta manera nos sentimos gratificados por lo que hacemos y por lo que recibimos.
El teletrabajo corresponde objetivamente al desarrollo de las fuerzas productivas, en las nuevas circunstancias alcanzadas por la civilización, y llevan consigo intrínsecamente la necesidad de resolver la ancestral contradicción entre el deber y el placer. Está en nosotros encontrar un teletrabajo feliz.
* La Lic. Sonia Boiarov es consultora de empresas, Presidente de la Comisión TIC de USUARIA , Fundadora del Centro de Teletrabajo y Teleformación de la Facultad de Ciencias Sociales- Universidad de Buenos Aires – UBA- , Directora académica de CEDTEL –Centro de Educación en teletrabajo, entre otros. Ver Entrevista que le realizamos para esta edición. Su correo es: sonia@boiarov.com.ar

Compartir
print.gif friend.gif
IMPRIMIR ENVIAR
 

 
Powered by Eurofull Mendoza
Politica de privacidad