Cumplimos 7 años, Gracias a vos!!

Revista: NEUROFELICIDAD - Creciendo como Seres Humanos y Aprendiendo a Ser  Felices

Premio en Comunicación - Federación para la Paz Universal (UPF Argentina) - Ecosoc ONU

http://www.e-neurocapitalhumano.org/imagenes/nch-global.jpg

Misión - Quienes Somos - Qué hacemos - Contacto

NEUROFELICIDAD aplicada a las Políticas Públicas (2ª parte)

Por Virginia Gudiño *

La Felicidad Nacional Bruta (FNB) o Felicidad Interna Bruta (FIB) es un medidor que define la calidad de vida en términos más holísticos y psicológicos que el Producto Bruto Interno (PBI). Es el resultado de las políticas públicas, del buen gobierno y de la equitativa distribución de la renta.

El Índice de Felicidad Interna Bruta es un indicador desarrollado y puesto en práctica en Bután a partir del concepto elaborado en 1972 por el entonces rey Jigme Sngya Wangchuck, con 73 variables que miden el bienestar y la satisfacción con la vida de sus habitantes.

Mientras que los modelos económicos convencionales observan el crecimiento económico como objetivo principal, el concepto de FNB se basa en la premisa que el verdadero desarrollo de la sociedad humana se encuentra en la complementación y refuerzo mutuo del desarrollo material y espiritual.

                                            Los cuatro pilares de la FNB son:
  • La promoción del desarrollo socioeconómico sostenible e igualitario
  • La preservación y promoción de valores culturales
  • La conservación del medio ambiente
  • El establecimiento de un buen gobierno.
El ejemplo de Bután

"Necesitamos redefinir qué es la prosperidad. (...) La felicidad es algo muy serio", (Jigme Yoser Thinley, Primer Ministro de Bután). Bután, situado en la cordillera del Himalaya, con 700 mil habitantes, ocupa el octavo lugar en una escala de 0 a 10 de la Base de Datos Mundial de la Felicidad.

Por detrás del proyecto político de Bután, funciona una imagen multidimensional del ser humano. Concibe al ser humano como un nudo de relaciones orientado en todas las direcciones, que tiene sí hambre de pan, como todos los seres vivos, pero que principalmente se mueve por el hambre de comunicación, de convivencia y de paz, que no pueden ser compradas en el mercado o en la bolsa.

La ley del sistema dominante es: quien no tiene, quiere tener; quien tiene, quiere tener más; y a quien tiene más no le parece suficiente. Ellos, convencidos de que la felicidad y la paz no son construidas por las riquezas materiales y por las parafernalias que nuestra civilización materialista y pobre nos presenta, rescatan y promeven que lo que nos trae la felicidad es el relacionamiento humano, la amistad, el amor, la generosidad, la compasión, el respeto... realidades que valen pero que no tienen precio. Y destacan que, la función de un gobierno es atender a la vida de la población en la multiplicidad de sus dimensiones. Su fruto es la Paz.

Lo dramático está en que esta civilización humanamente pobre está acabando con el Planeta con el afán de ganar más, cuando lo importante sería tratar de vivir en armonía con la naturaleza y con los demás seres vivos.

 

Valores Subjetivos del FIB
El concepto de Felicidad Interna Bruta (FIB), postula que valores subjetivos como el bienestar son más relevantes e importantes que los valores objetivos como el consumo. Según Daniel Kahneman, psicólogo de la Universidad de Princeton, el indicador es medido con una nueva técnica llamada método de reconstrucción del día. Consiste en la recolección de memorias del día de trabajo previo, a través de un simple diario.

Este concepto, propone entonces medir la riqueza de las naciones por el bienestar real de sus ciudadanos. Desde hace más de 5 años, expertos en economía, psicólogos, antropólogos y sociólogos  trabajan juntos para dar un empujón a este índice que usado en Bután lleva unos 30 años.

El FIB, que califica el bienestar y la felicidad, pretende superar las deficiencias del PBI (Producto Bruto Interno), índice utilizado tradicionalmente para medir la riqueza de las naciones, expresando el valor de mercado pero no la salud social, no suma trabajo doméstico, voluntariado, esparcimiento, educación, salud ni el nivel de seguridad, y es obsoleto para medir el bienestar y la economía sustentable.

 

Dos Iniciativas Mundiales Destacadas

Ante la necesidad de una alternativa que incluya el desarrollo sustentable y sostenible asociado al bienestar de la gente, se destacan estas iniciativas a nivel mundial:

  • En Naciones Unidas se creó el Índice de Desarrollo Humano (IDH) como un instrumento para clasificar a los países con criterios no meramente económicos y tener en cuenta cuestiones como educación, salud o condiciones de vida digna.
  • Una ONG británica, la New Economics Foundation, creó el Índice del Planeta Feliz (HPI por sus siglas en inglés), que destaca que los países "más felices" no son necesariamente los más ricos.
Índice de Planeta feliz

El Índice del Planeta Feliz, segunda clasificación global de la eficiencia ecológica con la cual todas las naciones brindan vidas prolongadas y felices a sus ciudadanos, revela una imagen muy diferente de la riqueza y el progreso. (Costa Rica lidera el Índice pero el Reino Unido sólo alcanza la posición 74)

"No estamos diciendo que la gente que vive en estos países es la más feliz del mundo. Lo que hace el índice es medir la eficiencia ecológica que permitiría tener vidas prolongadas y felices para todos los ciudadanos", dijo el investigador Saamah Abdallah.

 

NEUROFELICIDAD en las Políticas Públicas

Como mencioné en la primera parte (publicada en marzo de 2010), toda política pública debería hacer FELIZ a la gente, teniendo presente que un estado de ánimo feliz aumenta la salud y los años de vida, ayuda a ser más productivos y eficientes, y repercute directa e indirectamente en el bienestar de quienes nos rodean.

Desde NEUROCAPITAL HUMANO, y a partir de integrar descubrimientos aportados por Ciencias (Cs) de las ultimas decadas, surge el concepto de NEUROFELICIDAD, entendida como el ¨conjunto de los procesos internos capaces de generar drogas endógenas de placer, gratificación, paz, amor y felicidad", basado en descubrimientos científicos de Cs. del cerebro (neurociencia), Cs. de la Salud, Cs. de la Educación y Cs. de los comportamientos Sociales¨.

Asimismo,  NEUROFELICIDAD como propuesta educativa (con aplicación práctica de su concepto), posibilita conocer, comprender y entrenar los mecanismos cerebro-mentales y físicos responsables de la modelación de nuestras emociones, estados emocionales y conductas (neurotransmisores, módulos cerebrales, epigenética, contextos, etc), y es por ello que, consideramos de valiosa utilidad para los decisores de políticas públicas, tomar en cuenta nuestras investigaciones, herramientas y metodología, a efectos de comenzar a aplicarlo en los habitantes de sus Países, Naciones y el Mundo

Solo así, en esta era globalizada del Siglo XXI, estaremos en condiciones de afirmar que la democratización del conocimiento y el desarrollo de NEUROFELICIDAD NO tiene fronteras, y que el Mundo que estamos legando, ES cada día un poco más sano y Feliz...

Virginia Gudiño Es ideóloga, fundadora, directora y facilitadora de Neurocapital Humano (Ciencias y neurociencia aplicadas al Desarrollo Humano, Social y la Felicidad ), Directora, coordinadora y editora de la revista ¨NEUROFELICIDAD – Creciendo como Seres Humanos y aprendiendo a Ser Felices¨ e ideóloga e implementadora de Neuroalineación (CM)3. Su experiencia en Dirección (de cursos, proyectos y Organizaciones), en Coordinación (de programas institucionales y de equipos de trabajo), en Capacitación y facilitación de procesos (individuales y organizacionales), en Relaciones Institucionales y en investigación (académica, sector privado, sector público y social), la han convencido de que ¨La integración de lo saberes en todas las áreas del conocimiento, y la decisión de aplicarlos en beneficio del conjunto de las sociedades y el mundo, es el gran desafío del siglo XXI¨ Su correo es: virginia@e-neurocapitalhumano.org o virginia_gudino@yahoo.com.ar

Compartir
print.gif friend.gif
IMPRIMIR ENVIAR
 

 
Powered by Eurofull Mendoza
Politica de privacidad