NEUROFELICIDAD
Aprendiendo a Ser Humanos Felices

 

UN CAMINO HACIA EL DESARROLLO HUMANO Y LA FELICIDAD Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Belice, Bolivia, Brasil, Bulgaria, Canadá, Chile, Chipre, Colombia, Costa Rica, Cuba, Cyprus, Ecuador, El Salvador, Eslovaquia, España, Estados Unidos, Francia, Grecia, Guatemala, India, Israel, Italia, México, Nicaragua, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Reino Unido, República Checa, Suiza, Syngapur, Uruguay y Venezuela miércoles, 17 de septiembre de 2014
Nota 3: NEUROSEXUALIDAD Empezando a comprender las diferencias sexuales cerebrales Por Viginia Gudio. Introduccin No hay ningn mbito de nuestro ser que provoque sentimientos ms variados que el de la sexualidad. As dicen quienes han estudiado incansablemente esta intrincada y a la vez maravillosa dimensin del ser humano. El trmino sexualidad se refiere a una dimensin fundamental de ser un Ser Humano. Basada en el sexo, incluye al gnero, las identidades de sexo y gnero, la orientacin sexual, el erotismo, la vinculacin afectiva, el amor, y la reproduccin. Se experimenta o se expresa en forma de pensamientos, fantasas, deseos, creencias, actitudes, valores, actividades, prcticas, roles y relaciones. La sexualidad es el resultado de la interaccin de factores biolgicos, cerebro-mentales, sicolgicos, socioeconmicos, culturales, ticos y religiosos o espirituales. Si bien la sexualidad puede abarcar todos estos aspectos, no es necesario que se experimenten ni se expresen todos. Sin embargo, en resumen, podemos decir que la sexualidad se experiencia y se expresa en todo lo que somos, sentimos, pensamos y hacemos. (1) Una vez aclarado que lo sexual va ms all de las cuestiones biolgicas y que est influenciado por los condicionantes culturales de la sociedad en la que se realiza, estableceremos la diferencia entre dos trminos que se confunden con frecuencia: sexualidad y genitalidad. Este ltimo, tcnico y poco extendido, hace referencia a lo concerniente al acto sexual, sus formas, estilos, prefacios, eplogos, etc. La genitalidad es slo una forma de sexualidad. Asociada ancestralmente a lo divino, la sexualidad ha pasado por innumerables etapas de desarrollo en las diversas culturas y las distintas pocas. Desde la divinizacin del amor encarnada por Afrodita y Venus hasta la extrema represin sexual del catolicismo medieval, todos los matices pueden ser registrados. Hubo culturas que repudiaron a la mujer que no poda engendrar. Otras vieron en ella el objeto del pecado. Unos pueblos guardan rigurosamente la castidad hasta el momento del matrimonio, y otros permiten a sus varones tener ms de una mujer -a veces cientos- como esposas. Los griegos aceptaban tanto el amor ertico con sus mujeres como con sus mancebos, jvenes a los cuales dedicaban cario y devocin, mientras que el aspecto procreativo de la sexualidad quedaba celosamente guardado en el hogar. Otras culturas condenaron la homosexualidad como una terrible desviacin, motivo de pena de muerte para quienes la practicaban. Hubo culturas que reservaron el privilegio del sacerdocio a personas vrgenes, y otras, como el tantrismo, que encontraron en la unin sexual una va de comunin con lo divino. Cul de todas estas posturas, tan dismiles unas de otras, goza de razn? Fue quiz Sigmund Freud, el famoso mdico psiquiatra padre del psicoanlisis, quien se atrevi a dar las respuestas ms agudas y desafiantes acerca de la sexualidad humana. Sus teoras, atacadas, aplaudidas y tambin distorsionadas, fueron la base de la comprensin de la sexualidad humana en el Siglo XX. "Nuestros conocimientos progresaron considerablemente -dira Freud hablando sobre la libido o energa sexual- cuando el psicoanlisis pudo observar ms de cerca el yo psicolgico, que al principio no le era conocido ms que como una instancia represora..." Hoy, cuando el ser humano transcurre un nuevo milenio con sus propios logros y problemas, la comprensin de la sexualidad humana sigue siendo un maravilloso desafo. Ya no ser el psicoanlisis, sino la neurociencia y dems ciencias afines al comportamiento humano, quienes nos aporten los conocimientos cientficos adecuados que formarn los pilares bsicos para conocer y comprender la nueva dimensin de la Sexualidad Humana : Neurosexualidad. Qu es NEUROSEXUALIDAD? Entendemos por neurosexualidad a la comprensin de la dimensin humana de la sexualidad, basada en los nuevos descubrimientos sobre el funcionamiento sexual del cerebro, y los avances cientficos -especialmente en el rea de la neurociencia- respecto de los comportamientos humanos. Estos conocimientos sobre las diferencias cerebrales de los sexos y los mdulos cerebrales relacionados con las preferencias sexuales y la identidad de gnero, nos posibilitan una nueva interpretacin de las conductas sexuales humanas y una nueva dimensin en la comprensin de los comportamientos humanos. (2) Hoy en da se sabe que el Cerebro Humano es sexualmente dimrfico, llevndose a cabo multitud de investigaciones a efectos de encontrar una explicacin a este hecho y su influencia posible en la orientacin sexual, tanto de hombres como de mujeres. Se hace evidente entre los 4 y 12 aos de edad (sexualidad programada por la biologa y mediatizada por el ambiente) Factores postnatales juegan importante rol en el establecimiento de la diferencia dimrfica en circuitos neurales que median la conducta sexual. Dimorfismo sexual cerebral = compleja interaccin sexualidad-cerebro, con la posibilidad de que muchas de las caractersticas de la conducta distintiva de los individuos (humanos) de distinto sexo tengan su origen en el cerebro y no tanto en las influencias culturales y sociales. Existen diferencias neuroanatmicas en circuitos cerebrales asociados a: Sexo Preferencia Sexual Identidad de Gnero La sexualidad impregna ntegramente la vida del ser humano. La salud sexual es un complicado equilibrio resultante de la adecuada educacin y el normal desarrollo fsico, cerebro-mental y social de la persona. Hoy gracias a la exploracin por imgenes del cerebro se pueden diferenciar estructuras cerebrales implicadas en los comportamientos sexuales y, a la vez, diferencias en estos mdulos segn el sexo, la preferencia sexual y la identidad de gnero. Otras especies La sexual es una funcin compartida por especies vegetales, animales y la humana. Se apoya sobre fuertes estmulos instintivos y su objetivo primordial es la reproduccin. Pero , podemos decir que en unos y otros el sexo cumple el mismo escueto propsito? Los rituales de apareamiento de algunas aves e incluso insectos se muestran asombrosamente complicados y elaborados. Tambin en algunas plantas el intercambio de las clulas capaces de fertilizar es sorprendente, valindose de intrincados mecanismos que incluyen a otros seres vivientes y condiciones del ambiente. Es sabido, incluso, que algunas especies animales practican una fidelidad absoluta a su pareja a lo largo de su vida, repitiendo una y otra vez el ciclo de la procreacin con un mismo consorte. Sin embargo, todo este despliegue maravilloso, que puede resultar conmovedor a los ojos de quien lo observa y estudia, no deja de ser la consecuencia de afinados mecanismos instintivos. En los dems seres vivientes la funcin sexual tiene la clara meta de la conservacin de la especie, y no otra. El mandato del instinto encadena la conducta sexual de las innumerables criaturas que pueblan la tierra, los aires y los mares. En los humanos En el humano, en cambio, el sexo es mucho ms que eso. Sin abandonar el instinto de la reproduccin como un reaseguro para la propagacin de la especie, el hombre y la mujer encuentran en la sexualidad una oportunidad mucho ms rica que la de la simple y maravillosa procreacin. A diferencia de otros seres, los humanos pueden planificar su funcin reproductiva a voluntad, cuando cuentan con la suficiente informacin y medios materiales. Es por eso que algunos estudiosos del sexo se niegan a hablar de reproduccin, cambiando el trmino por uno ms acorde a la realidad: "Preferimos pensar en reproductividad y no en reproduccin, pues lo que existe en los seres (humanos) es la potencialidad, si bien sta no siempre se concreta en la forma de tener hijos o hijas, ya sea por enfermedad, por decisin personal o porque no es congruente con el estilo de vida que se desarrolla, pero la potencialidad la tenemos todos." (3) Segn los especialistas de la Organizacin Panamericana de la Salud y la Asociacin Mexicana de Educacin Sexual, la reproductividad no se limita al hecho biolgico de poder embarazar o ser embarazada. Es una dimensin humana mucho ms compleja y sofisticada. Algunas personas no se reproducen biolgicamente hablando, pero expresan su reproductividad hacindose cargo de hijos o hijas tomados en adopcin. Otros cooperan con el crecimiento fsico y emocional de muchos nios/as, aunque no acten desde la paternidad/maternidad. La organizacin social y las pautas culturales dan un marco para que esta funcin adquiera mltiples formas.
Powered by Eurofull
Politica de privacidad